Cuidados poshospitalarios para una lesión del ligamento lateral (LL)

Toggle: English / Spanish

Nombres alternativos

Tratamiento poshospitalario de una lesión del ligamento lateral interno (LLI); Tratamiento poshospitalario de una lesión del LLI; Tratamiento poshospitalario de una lesión del ligamento lateral externo (LLE); Tratamiento poshospitalario de una lesión del LLE

Descripción

Un ligamento es una banda de tejido que conecta un hueso con otro. Los ligamentos colaterales se localizan en la parte externa de la articulación de la rodilla. Ayudan a conectar los huesos de la parte superior e inferior de la pierna, dentro de la articulación de la rodilla. 

  • El ligamento lateral externo (LLE) pasa por la parte externa de la rodilla. 
  • El ligamento lateral interno (LLI) pasa a lo largo de la parte interna de la rodilla. 

Más respecto a su lesión

Los ligamentos laterales ayudan a mantener estable la rodilla. Ayudan a mantener los huesos de las piernas en su lugar y a impedir que la rodilla se mueva demasiado hacia los lados.

Una lesión en el ligamento lateral puede ocurrir si usted recibe un golpe muy fuerte en la parte interna o externa de la rodilla.

Los esquiadores y las personas que juegan baloncesto, fútbol americano o balompié son más propensos a sufrir este tipo de lesión.

Qué se debe esperar

Usted puede notar: 

  • Que la rodilla se bloquea o se pega con el movimiento.
  • Hinchazón de la rodilla. 
  • Dolor de rodilla a lo largo de su parte interna o externa. 
Knee pain

También se puede notar que su rodilla se siente inestable o parece "aflojarse" al usarlo.

Después de examinar la rodilla, el médico puede mandarlo a que le tomen una

. Una resonancia magnética es un dispositivo que puede tomar imágenes de los tejidos alrededor de la rodilla. Las imágenes mostrarán si estos tejidos se han estirado o desgarrado. A usted también le pueden tomar una para ver si hay algún daño en los huesos de la rodilla.

Si tiene una lesión en el ligamento lateral, puede necesitar: 

  • Muletas para caminar hasta que la hinchazón y el dolor mejoren.
  • Un dispositivo ortopédico para apoyar y estabilizar la rodilla.

Cuidados personales en el hogar

Siga el método R.I.C.E (acrónimo en inglés de Rest [Descanso], Ice [Hielo], Compression, [Compresión] y Elevation [Elevación]) para ayudar a reducir el dolor y la inflamación:  

  • Descanse la pierna. Evite poner peso sobre ella.  
  • Aplique hielo sobre la rodilla por 20 minutos a la vez 3 o 4 veces al día.  
  • Comprima el área envolviéndola con un vendaje elástico o una envoltura de compresión.  
  • Eleve su pierna por encima del nivel del corazón.  
  • Hable con su médico antes de usar medicamentos para el dolor si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido úlcera gástrica o sangrado interno en el pasado. 
  • No tome más de la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Actividad

Usted no debe poner todo su peso sobre su pierna si le duele o si su médico le dice que no. El reposo y los cuidados personales pueden ser suficientes para permitir que el desgarro sane. Usted debe usar muletas para proteger el ligamento lesionado.

Posteriormente, aprenderá ejercicios para fortalecer los músculos, los ligamentos y los tendones alrededor de la rodilla y hacerlos más flexibles. 

  • Es posible que tenga que trabajar con un fisioterapeuta para recuperar la fuerza de la rodilla y la pierna. 
  • Lentamente, puede regresar a sus actividades normales y tal vez vuelva a practicar deportes de nuevo. Pregúntele al médico.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si: 

  • Presenta aumento de la hinchazón o el dolor.
  • Nota inestabilidad de la rodilla.
  • Los cuidados personales no parecen ayudar.

Referencias

Abate J. Dislocations and Soft Tissue Injuries of the Knee. In: Browner BD: Skeletal Trauma, 4th ed. St. Louis, Mo. WB Saunders; 2009:chap 55.

Bearcroft PWP. Joint Disease. In: Adam A, Dixon AK, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 50.

Resnick D, Kransdorf M. Internal Derangement of Joints. In: Resnick D, Kransdorf MJ: Bone and Joint Imaging. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2005:chap 59.

Miller III RH, Azar, FM. Knee injuires. In: Canale ST, Beaty JH, Daugherty K, Jones L, et al. Canale & Beaty: Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier, 2013:chap 45.

Version Info

  • Last reviewed on 5/27/2013
  • C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.